viernes, 18 de noviembre de 2011

Capitulo 6: Nada que ocultar

Rances esperaba con su padre en el auto fuera de la casa de abuelo (estaban llegando).
En fin eso era tecnología muy avanzada que hasta incluso a nosotros lo humanos nos tomo mas de veinte años en descubrir su funcionamiento y sin embargo ahí muchas armas o accesorios fallidos, el mejor ejemplo son las cosas que estaban en el ático. La verdad es que no sirven de mucha utilidad pero bueno que se hace…-dijo el padre de Rances mientras esperaban-.
Después de eso su abuelo salio a la calle a recibirlos, entraron a la casa de su abuelo pero de inmediato el padre de Rances se fue porque tenía algunos asuntos del trabajo que debía atender, pero en fin Rances y su abuelo tuvieron una larga platica de lo que en realidad pasaría, el primero en hablar fue su abuelo y dijo:
-Rances, esto debí habértelo dicho hace mucho tiempo desde la primera vez que viniste tenias que saber todo.
-Ah, ¿qué te refieres?
-Desde hace años ha habido un grupo de protectores, ellos son los portadores de los legados encargados de proteger nuestro planeta con sus vidas, ya que el programa “Súper Humanos”, ese era el nombre principal del proyecto si no te lo había dicho antes. Ahora resumiendo mi generación que fue la primera era muy vieja y algo obsoleta en cuanto a tecnología.
-Pero mi generación es más nueva y tiene más posibilidades de acabar con esta supuesta guerra.
-Así es Rances ya me estas entendiendo tu generación puede acabar con esto de una buena vez, pero antes necesitas entrenamiento y por eso te llevare a un nuevo salón de entrenamiento diseñado contra las armas más nuevas y mortales que pudimos encontrar de tecnología alíen.
Luego de eso Rances y su abuelo se dirigieron hacia una puerta que al parecer tenía unas coordenadas escritas y en un abrir y cerrar de ojos ya estaban en la sala de entrenamiento se telé-transportaron de nuevo y Rances ni se dio cuenta, aunque ya empezaba a manejar mejor sus poderes ya que al ver las coordenadas del cuartel aparecieron en solo segundos.
Y seguido de eso le presentaron a Rances los demás portadores de legados y sorprendente mente entre ellos estaba mi primo Gregorio y otro muchacho joven llamado Samuel pero solo tenían 14 años máximo no eran tan expertos como lo fueron las otras 2 generaciones, ya que el padre de Rances fue llamado a los 16 o 17 años y al abuelo de Rances no le parecía la idea de que se involucrara en eso tan joven pero no se podía hacer más nada.
Si son muy jóvenes pero no podemos esperar más tiempo nos dimos cuenta que en un mes habrá un ataque alíen hacia la tierra y que debían prepararlos para pelear lo más pronto posible-dijo Ricardo uno de los investigadores de las sala-.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada